CARTA DE PRESENTACIÓN

 

A quien lo lea, 

He pasado los últimos días pensando seriamente sobre cual tendría que ser mi segunda entrada. He planeado cosas, incluso tenía una idea bastante clara de lo que quería hablar el día de hoy, después se me ocurrió otra cosa… y hoy… ahora mismo, he decidido que no voy a hacer ninguna de las dos.

Llevo unas dos horas intentando ahogar mis preocupaciones en hacer una imagen para la entrada de hoy, y para intentar soltarme un poco he regresado a mi blog anterior a escribir una despedida como es debido, solo para darme cuenta que la única forma de empezar algo nuevo es dejar ir lo que tenía antes, así que eso hice… y repasando los motivos por los cuales decidí abandonar mi anterior blog intenté trazar mis motivaciones para iniciar este.

Al escribir he descubierto que puedo tener dos formas de trabajar, por un lado, puedo iniciar con una formula pre establecida que dé pie a un escrito forzado del cual soy plenamente consciente, esperando al momento en el que de alguna forma adquiera fluidez, o puedo tener esos momentos de lucidez donde el proceso de escritura viene a ser más una moderación de la información que sale de mi cabeza casi sin mi consentimiento… En mi anterior blog, tenía principalmente el primero. Con el tiempo me he dado cuenta de lo mucho que me limitaba de esa forma, y como todo lo que escribía fuera de esos parámetros no parecía tener un lugar en el blog. No hallaba un lugar para la imperfección, la inconsistencia, la irracionalidad e improvisación que son claves en un proceso creativo… Detrás de esto sé que la única culpable soy yo, pues en ningún momento recibí alguna especie de normas sobre lo que podía decir o no dentro de mi blog, pero aun así me encontraba constantemente disculpándome por cosas que ni siquiera me importaban o respondiendo comentarios en un tono que no podía alejarse más de mi verdadera forma de ser.

Todo esto no solo afectó mi forma de percibir el blog, sino que afecto mi forma de verme a mí misma. Dicen que hay que tener cuidado con las palabras porque tienen el poder de cambiarte, esto ya de por sí pasa con las palabras que escuchas o lees, pero cuando pasa con lo que dices o escribes el cambio puede resultar aún más radical. Mi forma de opinar en el blog resultaba tan ambigua que con el tiempo la ambigüedad no solo se apoderaba de lo que escribí sino de lo que pensaba. En un buen momento sentía indiferencia por todo.

Intenté cambiar esto un par de veces, tomando la iniciativa con ideas originales y más arriesgadas en el sentido de que lo original suele resultar arriesgado cuando has acostumbrado a tu audiencia a otro tipo de contenido. Las entradas que tenían (según yo) más mérito solían ser las menos visitadas, no por culpa de los lectores sino porque estaban fuera de lugar… y yo me encargué de que estuvieran fuera de lugar.

Supongo que de alguna forma siempre se tiene ese miedo constante de lo que está al otro lado de la pantalla al publicar. Tanto como si lo que hay es la mismísima nada, pues a la hora de publicar algo en internet no se sabe que sentimiento causa más incomodidad, que no te lea nadie, o que te lea alguien. Sin embargo, creo que de lo que realmente tengo miedo es de leerlo yo.

Así que esta entrada es un intento de luchar contra las tres cosas, el vacío de respuesta, las respuestas ajenas y esa parte de mí tan poco dispuesta a abrirse al descubrimiento de lo que puede pasar si cedo un poquito de control a la aleatoriedad de mis sentimientos.

Así que… ¿Qué es esto?

Es un espacio para hablar de las cosas que realmente me apasionan, supongo que podemos decir que es un blog sobre el arte y sobre mí… sobre como yo veo el arte (sí, mejor). Qué es lo que me inspira, mi progreso como artista en construcción, mis escritos, mis dibujos, mis opiniones…yo.

Sobre mí sin disculparme, sobre mí sin avergonzarme, sobre mí sin sentirme una megalómana porque en el fondo todos lo somos y tenemos derecho a serlo, así como el deber de trabajar con lo que se nos es dado, y a mí se me ha dado el gusto de hablar sobre cosas, así que hablaré sobre cosas.

Respecto al nombre del blog… es bastante sencillo, pero con trasfondo. Sí, es mi nombre. Pero me di cuenta al pensar en un nombre de que lo que fallaba con intentar crear un lugar diseñado para estar abierto al cambio era ponerle un nombre de algo que pudiera cambiar. Estoy intentando etiquetarme lo menos posible, y no cerrarme a ninguna posibilidad en cuanto a mi arte se refiere y por lo tanto tenía que reducirme a la etiqueta menos limitante posible; que era mi nombre.

 

V A L E N T I N A

 

Es todo lo que puedo decir de mí.

Cualquier otra cosa que intente podría estar plagada de peligrosos adjetivos que decoren o degraden quien soy, así que dejaré que lo que haga aquí hable por mí.

El “subtítulo”:

V I S U A L    V E L L I C H O R

 

Por supuesto no podía dejar mi nombre solo porque… dominio…

Así que pensé en palabras que describieran lo que quería hacer de este blog pero que siguieran jugando con mi nombre, por lo que palabras que empezaran con V estaban bien.

La palabra “Vellichor” no tiene traducción al español, y viene a significar la sensación de nostalgia infundida por las librerías antiguas, provocada por el paso del tiempo. Supongo que puede tomarse la palabra de muchas formas, pero lo que para mí transmite es la sensación de ese espacio tan lleno de conocimiento y rico en variedad que de alguna forma logra sacarte fuera de tu cuerpo y te llena de esa sensación agridulce compuesta de tanto la fascinación del momento como la tristeza que te provoca lo lejano que se siente.

Aunque la palabra se refiere a una librería, creo que puede abarcar todo lo que es arte, y supuse que, si tenía que describir el blog de alguna manera, si algo de lo que escribo o muestro aquí lograse transmitir esa sensación al menos un poco, me daría por realizada.

Y…creo que he hecho un progreso hoy, esto no es del todo

presentable, pero es sincero y eso vale más.

Valentina 2017

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s